El efecto del trabajo de Pozos sin Fronteras es muy contundente en las comunidades en las que interviene.

A la hora de apoyar proyectos de cooperación al desarrollo como los que pone en marcha Pozos sin Fronteras te puedes llegar a preguntar si realmente el esfuerzo personal que haces se materializa en el destino.

Es uno de los grandes retos -y responsabilidades- de ONGDs como Pozos sin Fronteras: la transparencia y la garantía de que las colaboraciones que recibimos tengan su efecto en las localidades y comunidades en las que interviene.

Según Pepe Albújar y Alfonso Artacho, director de Cooperación Internacional y de Ejecución de Proyectos de Pozos sin Fronteras, respectivamente, el efecto que el trabajo de la ONGD ejerce en los lugares en los que desarrolla sus proyectos es “muy contundente”. “Hablamos de comunidades que están muy por debajo del umbral de la pobreza”, por lo que algo tan básico como el acceso al agua significa un cambio sustancial en el modo de vida.

Y es que la labor de Pozos sin Fronteras en estos lugares va más allá del propio acercamiento del agua a estas poblaciones: también se forma a sus poblaciones en cómo actuar con ellas y aprovecharla como un bien que, a medio plazo, puede ayudar al desarrollo de sus comunidades.

Prueba de ello es la formación en torno a la agricultura, a través de la cual se pueden poner en marcha, para empezar, modestos recursos de explotación que pueden abrir muchas puertas a medio plazo. El desarrollo como sociedades sostenibles es uno de los objetivos buscados por Pozos sin Fronteras. Más allá de la limosna o de la solución a un problema puntual, la entidad aboga por crear unas bases algo estables que sirven para arrancar hacia un crecimiento sostenido y protagonizado por sus propios habitantes.

Así que si en algún momento te preguntas, de manera legítima, si alcanza visibilidad el esfuerzo que hacemos en Pozos sin Fronteras tanto voluntarios como socios o empresas y entidades colaboradores, puedes contestarte que sí: que donde Pozos sin Fronteras ejerce su labor, las comunidades y poblaciones notan el efecto de la solidaridad y les ayuda notablemente a construir su porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *