Más allá de la limosna: Pozos sin Fronteras coopera en la puesta en marcha de sociedades sostenibles que permitan a las comunidades construirse un porvenir

Pozos sin Fronteras es una ONGD, es decir, una Organización No Gubernamental para el Desarrollo. No persigue la limosna puntual ni soluciones caducas; su objetivo es cooperar al desarrollo de pueblos y comunidades planteando vías de crecimiento para estas sociedades.

A partir del agua, un bien que Pozos sin Fronteras se afana en acercar a las comunidades que la tienen más lejos a través de la construcción de pozos en las cercanías, se puede avanzar significativamente en la puesta en marcha de modelos sostenibles de sociedades.

Existen comunidades que tienen el agua a bastantes kilómetros de distancia. Acercarles un pozo les cambia de forma radical la vida. Además de minimizar el esfuerzo que supone el transporte del agua a gran distancia, el tiempo ganado le permite ahora pensar en cómo hacer un uso provechoso de los recursos hídricos.

Por ello, en Pozos sin Fronteras se le otorga especial importancia a la necesidad de que los habitantes sepan cómo poder crecer como sociedad apoyándose en el uso sostenible y razonable del agua. Las técnicas agrícolas en este punto juegan un papel fundamental. La formación en cuestiones relacionadas con la agricultura permite abrir un horizonte de crecimiento con bastante recorrido. Sistemas como el riego por goteo ayudan sobremanera a la buena marcha de estas explotaciones, que son un primer paso de autonomía para muchos seres humanos. Otros elementos, como la gestión de granjas avícolas, son algunas de las propuestas que se sugieren en otra etapa de mayor avance del proyecto.

La formación a las cooperativas en técnicas agrícolas, gestión del agua o, incluso en la construcción y uso de cocinas mejoradas, permiten que las comunidades vayan forjando, paso a paso, caminos hacia una sociedad sostenible y con porvenir. Un porvenir del que son dueños con el uso responsable y sensato de los recursos hídricos, ahora muy cercanos.

Pero otra de las maneras de crecer pasa necesariamente por la educación en cuestiones de higiene. Vivir en comunidad dentro de unas condiciones de salubridad razonables aumenta la calidad de vida de los habitantes de manera significativa.

Todos estos pasos buscan, especialmente, poner en valor la dignidad de las personas, de manera que se vean capaces de construir su propio futuro. El grano de arena de Pozos sin Fronteras es acercarles el agua y enseñarles tantos procedimientos como sean necesarios para optimizar su uso. Pero el futuro lo deben marcar ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *